Comunicat urgent comunitats de San Juan Sacatepéquez a Guatemala: “¡No tenemos acceso al agua ni a recursos económicos para quedarnos en casa en plena pandemia del Covid19!”

Comunicat urgent San Juan Sacatepéquez (Guatemala) "¡No tenemos acceso al agua ni a recursos económicos para quedarnos en casa en plena pandemia del Covid19!"

Les 12 comunitats de San Juan Sacatepequez a Guatemala denuncien a través d’aquest comunicat la falta d’accés a l’aigua al seu territori provocada per l’empresa Cementos Progreso, la qual es va instal•lar incomplint el dret de les comunitats a la consulta prèvia, lliure i informada tal com estableix el conveni 169 de l’OIT; i ara, amb la pandèmia COVID19 la situació és alarmant.

¡No tenemos acceso al agua ni a recursos económicos para quedarnos en 
casa en plena pandemia del Covid19!
 
Comunidades de San Juan Sacatepéquez
 
Ante la opinión pública damos a conocer nuestras palabras desde el territorio en resistencia:
 
Desde el año 2004 la empresa Cementos Progreso se instaló en San Juan Sacatepéquez, como todo megaproyecto ha venido provocando contaminación a la Sagrada Madre Tierra y en nuestras comunidades provocando divisiones, persecuciones, encarcelamientos a defensores del territorio, llegando al asesinato de varios comunitarios, derivado de esa situación provocado por la empresa losvexpresidentes Álvaro Colom y Otto Pérez Molina, impusieron Estados de Sitios e instalaron destacamentos de la Policía y el Ejército para proteger los intereses de esta empresa. 
 
Ante la invasión de Cementos Progreso en el territorio; nuestras comunidades haciendo uso de las leyes vigentes en el país y respaldados por el Convenio 169 de la OIT, nos organizamos para llevar acabo la Consulta Comunitaria de Buena Fe, pero el Estado guatemalteco ha dicho que la consulta no es vinculante, ante esta respuesta gubernamental nuestras comunidades se organizan para crear “La Permanente” las 24 horas del día y los trescientos sesenta y cinco días del año, a la fecha llevamos más de 4 años en esta forma organizada para defender nuestro territorio.
 
Hemos buscado el diálogo con la empresa Cementos Progreso, durante el gobierno de Álvaro Colom, se instaló una mesa de negociación que se llamó de “alto nivel” sólo sirvió para desgastar a nuestras comunidades, las y los dirigentes que acudían al diálogo posteriormente eran reprimidos y con órdenes de captura, quedó evidenciado el interés del Estado y la empresa para descabezar nuestra resistencia comunitaria.
 
En la actualidad el Estado ha dictado medidas para enfrentar la Pandemia, pero la empresa ha hecho caso omiso a esas medidas ya que sigue operando con toda impunidad, contaminado el ambiente, destruyendo nuestros caminos ancestrales, abriendo nuevas carreteras para la empresa. 
 
El día 06 de mayo del año 2020 las  comunidades reaccionamos para defender nuestros derechos frente a esta empresa arriesgando nuestras vidas ante la Pandemia, por eso exigimos al Estado que cumpla con sus obligaciones de actuar en defensa de los derechos de las comunidades. 
 
También nos presentamos en la Municipalidad de San Juan Sacatepéquez, para que haciendo uso de la autonomía municipal tome postura por nuestros derechos ante la Empresa Cementos Progreso. 
 
Queremos dejar claro que la operación de Cementos Progreso atenta en contra de la vida y de nuestras comunidades, llevamos años sin poder dormir o tener un espacio de descanso ni de día ni de noche por el gran ruido que provocan las maquinarias en la producción de cemento. 
 
Nuestras comunidades históricamente hemos sido sembradores de flores que se consumen en gran parte a nivel nacional, ahora nuestra economía está destruida por el polvo que provoca la producción de cemento, marchita nuestra cosecha de flores, destruye el nylon que protege nuestros viveros y deja limitada la producción para nuestra sobrevivencia, aunado a esto hemos tenido que comprar el agua que consumimos ya que la empresa Cementos Progreso viene terminando con este bien de la Madre Naturaleza.
 
Por tanto: 
Exigimos al presidente de la República de Guatemala atender las demandas de nuestras comunidades que hemos manifestado nuestro rechazo a las operaciones de la empresa Cementera que ha violentado nuestros derechos irrespetando los  resultados de la consulta comunitaria.
 
Exigimos al Estado de Guatemala ser garante del derecho a la vida de las personas que conforman nuestras comunidades.
 
Hacemos un llamado a la Procuraduría de los Derechos Humanos, al Ministerio Público, Defensoría de la Mujer y todas las entidades que promueven los derechos humanos; actuar de manera inmediata y no ignorar los riesgos latentes que se evidencian en la agresión a los derechos de la niñez, juventud, mujeres y hombres de nuestras comunidades.
 
Como comunidades en resistencia jamás vamos a claudicar en la defensa de nuestro territorio, porque:
 
¡Aquí hemos nacido, aquí está nuestra historia y aquí está nuestro futuro!