Objetivos y lineas de trabajo

En alterNativa promovemos y difundimos alternativas sociales, económicas, políticas y ambientales a los modelos hegemónicos y homogeneizadores de desarrollo desde una posición crítica y reflexiva.

Partimos de dos instrumentos de derecho fundamentales: la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007, y el Convenio nº169 de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes. Conscientes de la distancia que existe entre el reconocimiento y el ejercicio de los derechos por parte de los pueblos indígenas, usamos estas herramientas como fundamento de nuestro análisis y para enmarcar nuestras líneas de actuación.

Las acciones que impulsamos, promovemos y a las que apoyamos ya no dependen de un prisma geográfico (Sur-Norte, centro-periferia, etc.), ni de una división de cooperación en el Sur y educación por el desarrollo en el Norte, sino que se conectan allí dónde tenemos presencia, buscando permanentemente las sinergias y complementariedades de todo aquello que hacemos y allá donde trabajamos.

Queremos hacer nuestras acciones desde un verdadero diálogo intercultural basado en el respeto, el diálogo en equidad y el intercambio, entendiendo que ninguna cultura prevalece sobre otra.

Bajo los siguientes enfoques organizamos todas las acciones que desplegamos a través de los instrumentos propios de investigación, comunicación, cooperación, e incidencia. Siempre con la vinculación y participación de los pueblos indígenas y las organizaciones afines con las que trabajamos.


Cuáles son nuestros objetivos?


  • Contribuir a los procesos de transformación social, desde modelos económicos, sociales y culturales impulsados por los pueblos indígenas y sus organizaciones como alternativas al modelo hegemónico neoliberal.
  • Ampliar la red con organizaciones de América Latina donde estamos interviniendo para tener un conocimiento más exhausto de las situaciones en las que se encuentran y las problemáticas con las que se enfrentan y así trabajar de forma concertada potenciando conjuntamente la defensa de derechos y la transformación social.
  • Aumentar las conexiones con redes locales para trabajar de forma concertada por objetivos comunes, vincular las problemáticas y la visión de los pueblos indígenas con una perspectiva global.
  • Ofrecer apoyo especializado a procesos de interés y relevancia por los pueblos indígenas en la defensa de sus derechos abriendo espacios de incidencia en las políticas publicas tanto a nivel local, nacional como internacional.

Bajo estos objetivos, trabajamos sobre tres esos temáticos:

Identidad cultural – Gobernabilidad y organizaciones indígenas – Territorio

1. Identidad cultural

Trabajar con pueblos indígenas supone necesariamente poner especial atención a la dimensión cultural y de identidad revalorizándolas y fomentando la diversidad cultural, de la cual todos y todas nos podemos enriquecer a través del intercambio de conocimientos y prácticas. Por eso, queremos:

  • Hacer efectivo el derecho a la comunicación propia de los pueblos indígenas, para visibilitzar y valorar la diversidad cultural.
  • Apoyar al reconocimiento del patrimonio material e inmaterial de los pueblos indígenas.
  • Acompañar procesos de reconocimiento de memoria histórica, y apoyar a los mecanismos de justicia transaccional que tienen lugar en países en periodo de post-conflicto.

2. Gobernabilidad y organizaciones indígenas

Apoyamos a procesos impulsados por los pueblos indígenas en el ejercicio de su derecho al autogobierno, a la construcción de estados plurinacionales y a los procesos formativos y de apoderamiento de las organizaciones indígenas para poder denunciar, exigir y reclamar sus derechos.

Consideramos que fortalecer las estructuras organizativas y los liderazgos de los pueblos indígenas tiene que permitir una mayor capacidad de defensa y ejercicio de los derechos que tienen reconocidos tanto a nivel estatal como nivel internacional.

De manera especial, seguiremos fomentando la participación social y política de la mujer indígena, una participación que, a pesar de los adelantos de los últimos años, sigue marcada por una triple discriminación: por razones económicas, étnicas y de género.

Nuestra pretensión, es:

  • Apoyar a las demandas y reivindicaciones de los pueblos indígenas en la defensa de derechos, y con especial énfasis a las mujeres.
  • Denunciar la criminalización de defensores de derechos humanos, principalmente de defensores del territorio y el medio ambiente, así como acompañar en los procesos de seguridad de éstos.
  • Acompañar a los procesos de apoderamiento y formación de líderes, lideresas y organizaciones indígenas.
  • Apoyar a la concentración e incidencia de los pueblos indígenas en espacios locales, nacionales e internacionales.
  • Apoyo a los procesos de autodeterminación, de construcción de modelos de gobernabilidad y de desarrollo propio de los pueblos indígenas.

3. Territorio

El territorio es un concepto clave para los pueblos indígenas, defenderlo es defender su existencia como pueblos. Es el espacio de vida físico, social, cultural y ambiental, fruto de un largo proceso histórico, en el cual conviven e interactúan, en términos de respeto y reciprocidad, la comunidad junto con el resto de seres que habitan la naturaleza.

Esta importancia lo convierte en una de las reivindicaciones históricas fundamentales de los pueblos indígenas, no únicamente en su condición de derecho humano colectivo, sino como una verdadera dimensión existencial de cada pueblo. El territorio también se ha convertido en la base para la reivindicación étnica y para la construcción de un proyecto político. Tal proyecto comporta una demanda de autonomía y de autodeterminación sobre este territorio, así como el reconocimiento de la propia identidad (que tiene que estar necesariamente reconocida constitucionalmente).

Actualmente, las violaciones del derecho al consentimiento previo, libre e informado por parte de estados y transnacionales mantienen a los pueblos indígenas en permanente estado de alerta, por eso consideramos:

  • Acompañar los procesos y acciones impulsadas por la defensa territorial y la preservación de los territorios indígenas y locales.
  • Participar en los procesos de denuncia y construcción de alternativas económicas y sociales hacia los proyectos transnacionales que tienen impactos negativos para la población local y el medio ambiente.
  • Impulsar la autogestión de los recursos naturales de los territorios de los pueblos indígenas, potenciando soberanías territoriales, alimentarias y energéticas.